Sapo concho

Foto de Jan P. Zegarra vía EOL

(Bufo lemur antes Peltophryne lemur)

Descripción: El sapo concho es de tamaño mediano, midiendo de 2.5 a 4.5 pulgadas y su coloración puede ser de amarillo-olivácea a marrón negruzco. Estos sapos se distinguen por unas crestas protuberantes encima de los ojos y un hocico curveado y largo.

Información biológica: Los adultos se ocultan en cavidades o en aperturas de la roca caliza. En Guánica el sapo concho se reproduce solamente después de periodos de lluvia en exceso de cuatro pulgadas. Los adultos depositan los huevos en las charcas que se forman con estas lluvias, donde luego se desarrollan los renacuajos. Cuando ocurre la metamorfosis, los sapitos juveniles migran a las áreas de caliza del bosque. No debe confundirse con el sapo común (Bufo marinus), especie que fue introducida y ha llegado ha ser más común.

Distribución: El sapo concho es endémico a Puerto Rico y Virgen Gorda. Históricamente fue conocido de 9 localidades en Puerto Rico y una en Virgen Gorda. En el presente, la única población se encuentra en el Bosque Estatal de Guánica, en el suroeste de Puerto Rico. Las poblaciones reportadas en el norte de la isla no han sido vistas desde el 1985.

Foto de Jan P. Zegarra vía EOL

Amenazas: El sapo concho fue designado como especie amenazada en el 1987. Los factores que han contribuido a la reducción de las poblaciones del sapo concho son el drenaje y la alteración de áreas de reproducción para desarrollo residencial, uso agrícola y el control de mosquitos. Además se cree que el sapo común introducido puede estar compitiendo con el sapo concho por lugares de reproducción, alimento y hábitat.

Medidas de conservación: El sapo concho fue incluido en la lista de especies en peligro de extinción en el 1987.

 

Esta información es adaptada de una hoja informativa publicada por el Fish and Wildlife Service.